El Ajuar Litúrgico

La Hermandad, aunque desde sus primeros años, ha ido formando su propio ajuar litúrgico, ha sido en los últimos años cuando se ha interesado en dotarse de su propio ajuar, en un afán de proporcionar al Oratorio, de todo lo necesario para las celebraciones sacras.

En ese sentido, al incremento patrimonial en este apartado, han contribuido, por un lado los proyectos surgidos desde la propia Junta de Gobierno, con la participación generosa de hermanos y colaboradores, así como la propia iniciativa de algunos hermanos que voluntariamente han donado objetos sagrados dignos de especial recordatorio.

Antes de describir o inventariar el rico patrimonio litúrgico de la Cofradía, hemos de considerar como “ajuar litúrgico”, no ya solo todos los elementos que se utilizan en las celebraciones eucarísticas, sino también y casi en exclusiva, todo el vestuario sacro que participa, además de las celebraciones internas, en la procesión estacional, pues no en vano debe considerarse a ésta, como una prolongación del culto interno.

Siendo ello así, hemos de considerar también que en la procesión se utilizan objetos que son de exclusividad o privilegio de la Iglesia católica española, como el uso de “ciriales”, y por otro lado, la ropa de uso exclusivo como la “dalmática”, propia de los diáconos, que salen del ámbito sacro para ser utilizada por acólitos en la propia estación de penitencia; eso sí prescindiendo de la “estola” que, de alguna manera, viene a sacralizar y confirmar al diaconato.

Aquí no obstante, vamos a tratar de hablar de aquellos objetos o ropa litúrgica que se utiliza en las celebraciones y ceremonias eucarísticas, aunque se hará mención inventariada de algún que otro elemento que, siendo de culto, participe también en la salida de la hermandad.

Hemos pues de distinguir dos clases de elementos que en su conjunto componen el ajuar litúrgico: los objetos sagrados y otros elementos de orfebrería, y el vestuario litúrgico y sacerdotal.

Objetos Sagrados de Orfebrería

La Hermandad posee un juego de Copón y Cáliz de plata en su color, así como un Copón más pequeño en el mismo metal, todo ello de la primera mitad del siglo XX, desconociéndose su autor, aunque procedentes de la estancia de la Hermandad en la Capilla, ya desaparecida de San José.

Realizados en 2008, por el joyero cordobés Manuel Valera, especialmente para la consagración del Oratorio, juego de Cáliz y Copón, en estilo manierista en plata sobredorada y esmaltes.

Procedente de una donación de la Hermandad de Ntra. Sra. De los Remedios de la parroquia de los Santos Mártires, con motivo de la consagración del Oratorio, se utiliza en las celebraciones festivas, un juego de lavabo de plata.

Recientemente ha sido donado por un hermano un Cáliz de plata de estilo manierista del siglo XVII, posiblemente de taller de orfebrería cordobesa.

También proceden de donaciones particulares, dos ostensorios de plata; uno de origen francés del siglo XIX, y el otro, también de plata de los talleres Granda de Madrid. Ambos son utilizados para exposición del Santísimo.

Una palmatoria de plata de acompañamiento de la comunión, en plata en su color, y seguramente del siglo XIX, ha sido una de las últimas donaciones recibidas, junto a unas Sacras que son colocadas en altar cuando no hay culto.

Otros varios objetos, como patenas, comulgatorios, o carillón, completan el ajuar que se corresponde, en exclusiva al culto.

Otros Elementos de Culto de Orfebrería

Objetos del Altar: Para el equipamiento del altar, la Hermandad dispone de cuatro candeleros de orfebrería plateada, diseñados por Juan Casielles y realizados por los talleres de Viuda de Villareal de Sevilla; además de varios juegos de candeleros de bronce que se alternan o se utilizan para embellecer los cultos solemnes.

Es de destacar la Cruz de altar de tamaño grande que se dispone en el centro del mismo, junto a seis candeleros de bronce con fustes estriados y base triangular tronco-piramidal, a la manera ejercida por S. S. Benedicto XVI. Todos estos elementos datan de la primera mitad del siglo XX, destacando, como ya hemos dicho, la Cruz de altar fruto de la donación de un hermano.

Por otra parte, y aunque su uso es más bien durante la estación de penitencia, es de señalar los distintos juegos de ciriales:

Juego de dos ciriales de plata de estilo rocalla que acompañan a la Cruz alzada, también de plata, obra todo ello del orfebre José Manuel Ramos, de Sevilla. Año 1996.

Juego de cuatro ciriales de los llamados catedralicios del taller del mismo orfebre mencionado, estrenados en 1995.

Juego de cuatro ciriales de los talleres de Villarreal de Sevilla.

Vestuario Litúrgico y Sacerdotal

Dentro del vestuario sacerdotal, ampliamente dotado con toda clase de casullas, todas de las llamadas de “guitarra”, que cubren con largueza, todo el ciclo litúrgico. Son en su mayoría de la primera mitad del siglo XX, aunque en los últimos años se ha incrementado su número con adquisiciones de anticuarios o de nueva confección.

La mayoría de ellas, se completan con los elementos propios a juego, hoy casi en desuso, aunque no en la Cofradía para la celebración de la Santa Misa, como estolas, manípulos, velos del Cáliz, carpetas de corporales, etc.

Dignas de mención son las adquiridas en los últimos años, como el terno completo de casulla, capa pluvial y dalmáticas negras, o las de nueva confección en tisú de oro y brocados o las de damasco celeste para los cultos de la Inmaculada, que se completan con capa pluvial y dalmáticas a juego.

A destacar, una casulla en tisú de oro con bordados, estrenada por el Excmo. y Rvdmo. D. Antonio Dorado Soto, Administrador Apostólico en la consagración del Oratorio el primero de Noviembre de 2008, y la de damasco y terciopelo morado con bordados, que estreno el Excmo. y Rvdmo. D. Jesús E. Catalá Ibañez, Obispo de Málaga en la Función Principal de la Hermandad en marzo de 2010.

Señalar los juegos de capas pluviales de distintas clases y confección, para los diferentes días de culto, según el calendario, todas ellas de gran calidad y ornamentación.

Por otro lado, la Hermandad dispone, además de las dos dalmáticas negras y las otras dos celestes, ambos juegos en damasco, ya señaladas, un juego de seis dalmáticas de terciopelo y brocado en rojo, seis en brocado de oro y catorce en brocado color morado, que son las que se utilizan en la estación de penitencia el Martes Santo. Todas ellas se acompañan de sendos ropones de pertiguero a juego, poseyendo además, otro de terciopelo verde muy oscuro sin uso en la actualidad.

Todo el ajuar litúrgico se completa con un amplio juego de sotanas, albas y roquetes para sacerdotes, acólitos y monaguillos, así como juegos de manteles para el altar y todo el equipamiento necesario para el mismo y los celebrantes.

Cofradía del Stmo. Cristo de la Agonía
y María Stma. de Las Penas

Plazuela Virgen de las Penas S/N
29008 Málaga
España

Teléfono y e-mail

Tel.: +34 952 603 919
Email:laspenas@cofradiadelaspenasorg

© Cofradía de Las Penas - 2011